| Read Time: 3 minutes | Medical Malpractice
cómo demostrar una negligencia médica

Si cree que ha sido víctima de una negligencia, quizá se pregunte: ¿Cómo se demuestra una negligencia médica?

Para demostrar una negligencia médica es necesario comprender los tipos de casos de negligencia médica y los requisitos legales que conllevan.

La norma jurídica para probar la negligencia médica es más complicada que una simple declaración de que "el médico fue negligente".

Hay ciertos elementos legales que debe probar para tener un caso viable.

Tipos de casos de negligencia médica

Hay varios tipos de casos de negligencia médica, cada uno de los cuales puede implicar hechos, lesiones y daños diferentes.

Debido a que la carga de la prueba es tan alta en estos casos, contar con un abogado que evalúe su caso es clave para comprender el tipo de reclamación que tiene, si hubo negligencia médica y si sus lesiones son indemnizables. A continuación se indican algunos tipos comunes de casos de negligencia médica.

Diagnóstico erróneo

Un diagnóstico erróneo se produce cuando un profesional sanitario no diagnostica correctamente la enfermedad de un paciente. Un diagnóstico erróneo puede retrasar el tratamiento o hacerlo de forma incorrecta, lo que puede empeorar la situación del paciente.

Un paciente sufre un perjuicio por un diagnóstico erróneo negligente cuando experimenta dolor u otra manifestación, o cuando la enfermedad avanza más allá de donde se encontraba en el momento del diagnóstico erróneo.

La enfermedad debe haber avanzado hasta un punto en el que sea improbable un tratamiento eficaz o se produzca la muerte.

También puede tratarse de un error de diagnóstico por negligencia si el tratamiento es posible, pero implica gastos o efectos secundarios adversos que probablemente no se habrían producido de haberse iniciado antes.

Los pacientes que deseen presentar un caso de negligencia médica deben demostrar que un profesional sanitario de una especialidad similar habría hecho o debería haber hecho el diagnóstico adecuado.  

Errores de medicación

Los pacientes pueden tener una reclamación legítima por negligencia médica si sufren efectos adversos o daños graves por un error de medicación o una prescripción inexacta.

Los errores de medicación por parte de un profesional sanitario pueden ser los siguientes:

  • Combinaciones inadecuadas de medicamentos,
  • Prescribir un medicamento o una dosis equivocados,
  • Errores de escritura,
  • Administrar la medicación incorrecta, y
  • No controlar adecuadamente la respuesta del paciente a la medicación.

Los pacientes también pueden demandar a las farmacias por mala praxis. El tipo más común de reclamaciones por errores de medicación contra las farmacias consiste en rellenar una receta con el medicamento o la dosis equivocados. 

Errores de anestesia

La administración de anestesia es una parte necesaria de la mayoría de las cirugías. Los errores de anestesia pueden incluir:

  • Administrar demasiada anestesia o muy poca,
  • No vigilar al paciente durante el procedimiento, y
  • No informar al paciente de los riesgos asociados. 

Como cualquier procedimiento médico, la administración de anestesia conlleva riesgos inherentes. Si el profesional le advierte de las posibles complicaciones y administra la anestesia correctamente, es probable que no tenga derecho a reclamar aunque sufra daños.

Para tener un caso viable de negligencia en la administración de anestesia, debe poder demostrar que el profesional sanitario o el centro que le administró el fármaco lo hizo de forma negligente.

4 elementos de la negligencia médica 

No todos los resultados negativos de un tratamiento médico son consecuencia de una negligencia.

El tratamiento médico no es una ciencia exacta, y muchos factores pueden influir en el resultado de un paciente. El factor más importante es si los actos u omisiones del profesional sanitario constituyen negligencia. 

Bajo la ley de Maryland, la teoría legal de la negligencia médica se desglosa a menudo en cuatro elementos de negligencia médica.

  1. Deber de asistencia. El profesional sanitario tiene la obligación legal de observar las normas profesionales de atención adecuadas.
  2. Incumplimiento. El profesional sanitario incumplió su deber de diligencia al desviarse o no alcanzar el nivel de atención exigido.
  3. Causalidad. El incumplimiento por parte del profesional sanitario de las normas de atención sanitaria causó o contribuyó a causar su lesión.
  4. Daños y perjuicios. Ha sufrido daños y perjuicios a causa de las lesiones.

Debe probar estos cuatro elementos cruciales para demostrar que el profesional sanitario fue negligente.

El primer elemento suele ser el más fácil de probar. Un profesional sanitario tiene un deber de diligencia siempre que exista una relación médico-paciente o proveedor-paciente.

Para establecer el segundo elemento de la infracción, el paciente debe demostrar que el tratamiento del profesional sanitario se desvió claramente de las normas médicas de asistencia aceptadas o no las cumplió.

Definir la norma de atención aplicable y demostrar que se incumplió suele ser el campo de batalla central en los casos de negligencia médica.

Los elementos tercero y cuarto de una demanda por negligencia médica son esencialmente dos elementos combinados. Usted debe demostrar que sufrió lesiones físicas y que el incumplimiento de las normas de atención por parte del proveedor fue la causa de dichas lesiones.

¿Tengo un caso de negligencia médica?

¿Tengo un caso de negligencia médica? Es extremadamente difícil saber si tiene un caso viable sin ponerse en contacto con un abogado experto en negligencias médicas.

A través de los años, los abogados de Baird Mandalas Brockstedt & Federico, LLC, han representado con éxito a cientos de víctimas de negligencia médica en Baltimore, Maryland y DC, asegurando cientos de millones de dólares en acuerdos. ¡ Contáctenos en línea hoy!

Foto del autor

Phil Federico es socio de Baird Mandalas Brockstedt & Federico, donde ayuda a dirigir las prácticas de Daños Colectivos / Acciones Colectivas y Derecho Ambiental, pasando a estas áreas después de comenzar su carrera como litigante de negligencia médica.

Phil ha dirigido y participado en litigios históricos y pioneros con veredictos y acuerdos que superan los mil millones de dólares.

Valora este post
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando...