| Read Time: 5 minutes | Medical Malpractice
error de enfermería

Al igual que los médicos y otros profesionales sanitarios, los enfermeros pueden ser considerados responsables de una conducta negligente. Los errores de enfermería que contribuyen a la muerte o daño grave de un paciente pueden considerarse negligencia de enfermería.

Una búsqueda rápida en Internet revelará una plétora de historias de errores de enfermería, pero puede que se pregunte qué se considera un error de enfermería y si tiene algún recurso legal si ha resultado lesionado. A continuación analizamos los aspectos específicos de la negligencia de enfermería y lo que debe saber.

¿Quién puede ser enfermero?

La negligencia de enfermería puede ocurrir en varios entornos, incluyendo hospitales, centros quirúrgicos, consultorios médicos, hogares de ancianos, centros de rehabilitación y hogares de pacientes. Negligencia de enfermería puede ocurrir en todos los campos de enfermería y ocupaciones, incluyendo:

  • Enfermera quirúrgica,
  • Enfermera de cuidados críticos,
  • Enfermera de urgencias,
  • Enfermera de planta,
  • Enfermera a domicilio,
  • Enfermera de hospicio,
  • Enfermera de partos,
  • Enfermera pediátrica,
  • Enfermera de oncología, y
  • Enfermería psiquiátrica. 

La negligencia en enfermería puede extenderse más allá de la enfermera práctica y llegar hasta el director de enfermería, el catedrático y más jefes de puestos. 

¿A quién se considera enfermero?

Hay muchos tipos de enfermería con distintos niveles de formación, destreza y experiencia. El personal de enfermería puede cometer errores de enfermería, entre los que se incluyen los siguientes:

  • Enfermeras diplomadas,
  • Enfermera practicante, 
  • Auxiliares de enfermería titulados,
  • Enfermeras prácticas licenciadas,
  • Enfermeras registradas de práctica avanzada,
  • Especialista en enfermería clínica, y
  • Enfermera matrona titulada.

Tipos de negligencias de enfermería

La mala praxis en enfermería se extiende a todas las áreas de atención al paciente, incluidos los exámenes rutinarios de los pacientes, los cuidados pre y postoperatorios, los servicios de rehabilitación, etc.

Errores de diagnóstico 

Los errores de diagnóstico pueden ser algunos de los más importantes, con graves consecuencias. Muchas veces los errores de diagnóstico los cometen enfermeras con titulaciones y responsabilidades más avanzadas.

Deben tener capacidad y habilidad para tomar decisiones diagnósticas. Los profesionales de enfermería, por ejemplo, pueden enfrentarse a demandas por mala praxis por no diagnosticar una afección, diagnosticar erróneamente una enfermedad o retrasar un diagnóstico. 

Los errores de diagnóstico pueden tener un efecto dominó y provocar lo siguiente: 

  • Empeoramiento de la afección o enfermedad,
  • Dolor no tratado,
  • Enfermedades curables que se convierten en incurables,
  • Medicación innecesaria,
  • Sufrimiento prolongado, y
  • Muerte inesperada.

Los errores de diagnóstico no se limitan al personal de enfermería avanzado, sino que pueden recaer en cualquier miembro del personal que contribuya a los errores de diagnóstico. Por ejemplo, si un enfermero diplomado no advierte cambios en la gravedad del estado de un paciente, puede impedir un diagnóstico adecuado y oportuno.

  • Contacte con nosotros para una consulta Programe su consulta gratuita.

Errores de medicación 

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) recibe cada año más de 100.000 informes de presuntos errores de medicación cometidos por enfermeras. Aunque la mayoría de los errores de medicación se producen durante la administración de la medicación, hay otros errores de medicación comunes cometidos por enfermeras, entre ellos:

  • Dosificación incorrecta,
  • Medicación equivocada,
  • Administración a destiempo, 
  • No documentar la dispensación de medicamentos,
  • La medicación se administra al paciente equivocado, y
  • Vía de administración incorrecta (por ejemplo, oral, intravenosa, etc.).

Si alguna vez ha pasado tiempo en un hospital o bajo cuidados médicos prolongados, sabrá que las enfermeras suelen ser las responsables de administrar los medicamentos. Debe conocer sus derechos si un error de medicación le perjudica a usted o a un ser querido.

Control negligente de las infecciones 

Las infecciones son un grave motivo de preocupación para cualquier paciente o residente en centros médicos y de enfermería. 

El personal de enfermería es crucial para controlar eficazmente las infecciones y evitar que se propaguen. Los procedimientos de control de infecciones incluyen:

  • Lavarse correctamente las manos,
  • Llevar equipo de protección individual,
  • Sustituir o esterilizar el equipo y el entorno, y
  • Aislar a los pacientes contagiosos. 

Si el personal de enfermería es negligente con los procedimientos de control de infecciones y hace caso omiso de los protocolos de seguridad, puede tener consecuencias importantes y dar lugar a una demanda por negligencia.

No mitigar el riesgo de caídas

Los enfermeros desempeñan un papel crucial en la prevención de caídas. Es probable que determinadas lesiones y medicaciones afecten al equilibrio, la fuerza, la movilidad y la orientación del paciente. Los pacientes ancianos corren un riesgo especial de caerse debido a problemas de salud y discapacidades subyacentes.

Las enfermeras son responsables de supervisar a los pacientes, ayudarles a deambular y tomar medidas para mitigar el riesgo de caídas. Entre ellas se incluyen:

  • Ayudar a los pacientes con su higiene personal y otras actividades cotidianas,
  • Ajustar las barandillas de la cama para evitar caídas,
  • Supervisar a los pacientes de riesgo siempre que se desplacen, y
  • Documentar e informar de cualquier síntoma del paciente que pudiera aumentar su riesgo de caída (por ejemplo, mareos).

No es ningún secreto que una caída puede provocar nuevas lesiones, el empeoramiento de las actuales y otras complicaciones que requieran una mayor intervención médica. 

Comunicación negligente 

La comunicación entre enfermeras, médicos, pacientes y otros profesionales sanitarios es crucial y de suma importancia durante la atención médica. Los pacientes suelen comunicarse directamente con las enfermeras encargadas de documentar y transmitir esas preocupaciones al médico tratante.

Un fallo en la comunicación entre cualquiera de estas partes puede tener consecuencias devastadoras. Por ejemplo, si un paciente se queja de un nuevo síntoma que podría requerir una intervención médica urgente (por ejemplo, un fuerte dolor torácico), el personal de enfermería debe notificarlo inmediatamente al médico. No hacerlo puede provocar una parada cardiaca u otras complicaciones. 

Lesiones causadas por el equipo 

Ahora más que nunca, la enfermería implica el uso de nuevos equipos médicos avanzados. Los enfermeros deben estar familiarizados y conocer todos los equipos médicos que se espera que utilicen, incluidos monitores, equipos de diagnóstico, máquinas terapéuticas, ordenadores y otros equipos de alta tecnología. 

Las enfermeras suelen manejar equipos como los siguientes: 

  • Monitores digitales de pacientes,
  • Bombas intravenosas,
  • Sondas y tubos de alimentación,
  • Dispositivos de control portátiles,
  • Equipo de suministro de oxígeno, 
  • Camas inteligentes, y 
  • Elaboración de gráficos y registros electrónicos.

No manejar de forma adecuada o apropiada estos equipos puede tener consecuencias catastróficas para el paciente. Las enfermeras tienen la responsabilidad de estar al día sobre los equipos actuales.

No prevenir las escaras 

Las escaras se producen cuando un paciente permanece encamado durante periodos prolongados. Estos pacientes requieren cambios de posición necesarios y frecuentes para prevenir las escaras. Su piel también debe mantenerse limpia y seca para prevenir estas úlceras por presión.

No sólo son dolorosas, sino que pueden llegar a ser potencialmente mortales si se produce una infección. Los enfermeros son responsables de cuidar adecuadamente a sus pacientes para prevenir las escaras. 

Los 6 derechos de los enfermeros en la administración de medicamentos

Las enfermeras minimizan el riesgo de cometer errores de medicación siguiendo los seis derechos de la administración de medicamentos.

  1. Paciente correcto: Las enfermeras deben identificar, verificar y asegurarse de que tienen al paciente correcto. 
  2. Medicamento correcto: Las enfermeras deben verificar que se está administrando la medicación correcta según lo prescrito.
  3. Dosis correcta: La enfermera es responsable de calcular o asegurarse de que el paciente recibe la dosis correcta según lo prescrito. 
  4. Vía correcta: Una enfermera debe asegurarse de que la medicación se administra por la vía correcta, ya sea oral, intravenosa, intramuscular o subcutánea. 
  5. Momento adecuado: La medicación debe administrarse en el momento adecuado. El personal de enfermería debe verificar el momento y la frecuencia de la medicación del paciente. 
  6. Documentación correcta: La administración de medicamentos debe documentarse de forma correcta y precisa en la historia clínica del paciente, incluyendo el registro del nombre del medicamento, la dosis, la hora de administración, la vía y si el paciente tuvo algún efecto secundario.

Saltarse uno o varios de estos pasos puede provocar daños irreversibles al paciente. 

Nurses can become negligent with medication administration through various common errors, as identified by a study published in BMC Nursing:

  • Administering medications at incorrect times.
  • Failing to document medication dispensing.
  • Providing incorrect doses.
  • Administering medications through the wrong route.
  • Dispensing the wrong medication.
  • Providing medications to the wrong patient.

¿Tiene Usted un Caso de Negligencia de Enfermería? ¡Contacte Baird Mandalas Brockstedt & Federico Hoy!

En Baird Mandalas Brockstedt & Federico, entendemos lo difícil que pueden ser los días, semanas y meses después de un error de negligencia de enfermería. Usted no tiene que vivir con las ramificaciones de esta negligencia; usted tiene derechos.

Recientemente hemos sido incluidos en la lista Lawdragon 500 Leading Plaintiff Consumer Lawyers por nuestro trabajo líder en el sector y los impactantes resultados que nuestro equipo ha obtenido para nuestros clientes. Deje que nuestros abogados expertos en errores de enfermería le ayuden.

Póngase en contacto con nosotros para programar su consulta inicial.

Foto del autor

Phil Federico es socio de Baird Mandalas Brockstedt & Federico, donde ayuda a dirigir las prácticas de Daños Colectivos / Acciones Colectivas y Derecho Ambiental, pasando a estas áreas después de comenzar su carrera como litigante de negligencia médica.

Phil ha dirigido y participado en litigios históricos y pioneros con veredictos y acuerdos que superan los mil millones de dólares.

Valora este post
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando...